Mantenimiento de una bicicleta

A la hora de andar en bicicleta debemos tener presente una serie de acciones que son muy lógicas, pero que escapan al sentido común de muchos. Una bicicleta, por muy poco que sea el mantenimiento, siempre debe estar al día, pues eso evita que tengamos algún accidente.

Sobre todo cuando las bicicletas se usan como medio de trasporte, estamos susceptibles a sufrir algún accidente gracias al desgaste de sus componentes, por lo que debemos estar muy al pendiente.

Sin dudas, uno de los elementos más importante que debe estar al día en una bicicleta son los frenos. El desgaste de estos elementos va a depender del uso del sistema, pero con el tiempo se pueden dañar. Fíjate que tu bicicleta frene correctamente y si no, hazle un cambio de este elemento.

La cadena de la bicicleta también tiene que estará en tu lista de revisión para mantenimiento, pues una falta de humectación puede ser grave para todo el sistema. Engrasar la cadena es vital, tanto como mantener los frenos al día.

El asiento de la bicicleta, según su estado, te da más o menos comodidad; debes estar al pendiente para cambiarlo. Por lo general, una bicicleta que se use con frecuencia, tiende a tener problemas de desgaste de asiento; su reemplazo no debería ser nada muy complicado.

En cuanto a las ruedas de la bicicleta, es una lotería, como las ruedas de un automóvil, peor siempre hay momentos en que podemos ver si existe desgaste o se está desinflando. En el mercado existen cauchos macizos, con los que nos podemos evitar su reemplazo.