Manejando bicicleta en la montaña

bicicleta-volata-cycles-2Bajar de peso, distracción, paseo con amigos y otras más son razones de peso que nos impulsan a manejar bicicleta, sin mencionar que dicho vehículo se ha convertido en una alternativa sustentable para desplazarnos de un lugar a otro.

Pero más allá de otras razones, escalar la montaña en bicicleta es una pasión que muchos ciclistas ocultan, por temor a que se les tilde de desfachatados, ya que una pendiente es el escenario perfecto para que muchos sufran accidentes.

Sin embargo eso no tiene porqué ser una ley cardinal para todos los ciclistas, ya que el entrenamiento perfecto, el acondicionamiento del vehículo y las ganas de escalar, pueden hacer de esta actividad algo divertido.

Por supuesto que sería absurdo incluir a aquellos que consideren escalar en bici algo terrorífico; solo basta asociarse de las personas indicadas y ya eso es garantía de diversión en la montaña.

Las razones del apasionamiento por la montaña

El traqueteo de la bici en el terreno, la pendiente de la montaña, un hermoso paisaje y el clima son los aliados perfectos para que los ciclistas comiencen a pasarla bien, pero definitivamente la sensación de realización viene cuando se llega a la meta.

Manejar bici en la montaña también significa un encuentro espiritual con nosotros mismos, en caso de que decidamos practicar este deporte a solas, ya que de alguna forma la montaña tiene un aura especial. Incluso quienes escalan a pie entienden este sentimiento.

Es necesario entender que no todas las montañas son iguales, por lo que las experiencias no son las mismas para todos. Es como si a cada practicante de escalar en bici le perteneciera una montaña, y con cada aventura el ciclista se empeña en conseguir la suya.

Antes de adentrarnos en la montaña…

Aunque pasear en bici en el ambiente montañoso sea una de las experiencias más emocionantes de la vida, es indispensable ser precavidos para evitar cualquier imprevisto, y nuestra subida sea lo más segura posible.

Si tu localidad no destaca precisamente por tener zonas montañosas, pero tienes la disponibilidad de viajar, por lo menos a lugares cercanos, definitivamente esta es tu oportunidad. Prueba primero con pendientes pequeñas, y ya luego puedes pensar en sitios más empinados.

Mantén a tono tu bici a nivel de frenos, velocidades y presión de los neumáticos, de modo que los inconvenientes se reduzcan al mínimo. Usa ropa que te abrigue en la montaña, pero que a la vez te permita sentirte cómodo.

No olvides hidratarte y alimentarte correctamente, pues no serán minutos los que permanezcas en la montaña, y quizás desees disfrutar a fondo de la experiencia.

Los mejores sitios para escalar

¿Qué ciclista no sueña con escalar pendientes que representen retos? Las escaladas alpinas del Tour de Francia, los pirineos, o bien las escaladas de la vuelta a España son las favoritas de quienes han escalado o quienes deseen escalar por primera vez.

En todo caso lo mejor es que te orientes sobre las mejores pendientes para escalar, y elijas cual es la que mejor se adapta a tus gustos y exigencias, lo importante es que la pases bien durante y después del recorrido.