Las dolencias de los ciclistas

Practicar el ciclismo deja muchos beneficios, esto no deja ninguna duda. Pero por ello no hay que descuidar las posibles consecuencias de una practica extensa del deporte o en cambio una practica sin medidas de seguridad, que eviten daños al cuerpo humano, que al contrario pueden marcar de por vida.

En el viaje a través de una bicicleta, se deben tener as condiciones para que sea una experiencia segura, mas si la travesía es muy larga. El asiento, el mecanismo, el volante, los frenos y el atuendo, sí son muy importante para que no termine en accidente o en una pesadilla. Un ciclista profesional o un aficionado deben disponer de zapatos y ropa adecuada para que no influya con el uso del vehículo.

Quizás para un paseo corto, no están necesario cuidar la ropa y el calzado, pero cuando el cuerpo va estar expuesto a mucho movimiento, calor ambiental o temperaturas bajas es recomendable tomar previsiones, o tus extremidades recibirán mas carga de la debida.

Evita pantalones anchos que interfieran con los pedales. Zapatos muy anchos que no calcen adecuadamente. Pantalones que te aprieten en la cintura o ropa que te moleste en el movimiento cíclico de las piernas. La seguridad es también importante y nunca debe ser desmejorada.

Las rodillas

Cada deporte tiene una dolencia en el cuerpo del deportista. En el caso de quien acostumbra estar sobre una bicicleta se puede enfocar en las rodillas. Son muchas horas las que se pasa en movimiento y por ello deben cuidarse estas zonas.

Que el vehículo funcione correctamente no solo garantiza una buena velocidad sino en algún grado la salud de tus piernas. Antes de salir revisa que todo este ajustado y evitar el tambaleo de las ruedas.

También revisa la cerrajería que necesitas si vas a dejar el vehículo estacionado, no solo existen candados tradicionales, hoy también se cuenta con chip que los localizan satelitalmente. Los cerrajeros mas modernos pueden informar sobre estas ventajas de seguridad de móviles.

Músculos : glúteos y femorales

Un ciclista frecuente se nota por su condición muscular en las extremidades. Su todo muscular es envidiable, porque es visualmente muy baja en zonas adiposas y muy bien torneadas. Muy raras veces se producen lesiones en estas zonas. A menos que se sometan a ejercicio extremos y de esfuerzo sin calentamiento debido, pero no es muy común que suceda.

Con solo unos pocos minutos sobe ruedas se obtiene el calentamiento necesario para ir en vías empinadas que requieren de mas esfuerzo físico y unos glúteos mas atractivos al igual que toda la pierna.

La postura de la espalda

La espalda es otras de las dolencias de los ciclistas. Obviamente ninguna de las dolencias justifica que no se ejercite con bicicletas sino que se deben extremas pedidas de protección y seguridad para hacerlo de manera efectiva.

Acostumbrarse a una mala postura sobre bicicletas, puede dejarte fuertes dolores de espalda. Mantente en una postura correcta durante el viaje, no hagas movimientos inusuales en el torso, para que conserves tu salud sobre ruedas.