Diversidad en bicicletas

Para los más novatos en bicicletas, todas pueden parecer lo mismo, pero la verdad es que no es así. Dependiendo de lo que queramos hacer con ella, y del camino donde lo queramos hacer, necesitaremos de un tipo de bicicleta sobre otra.

Por ejemplo, si planeas usar tu bicicleta en un sitio más bien montañoso con un relieve un poco irregular, necesitas una bicicleta quizá mucho más pesada con unos cauchos más resistentes. De manera general, la  bicicleta es más resistente, pero también es mucho más lenta por el peso,

So lo que deseas es ir y venir del trabajo en bicicleta, entonces la solución es otra. En este caso necesitas una bicicleta que sea robusta, pero no tanto como una bicicleta para montaña. De hecho, cuando se tratan de bicicletas de paseo se puede ir con cualquier modelo, solo que las mas ligeras hacen que el trabajo sea más fácil.

Por supuesto, las personas que usan la bicicleta como entrenamiento, por ejemplo, ciclismo, tiene otros requerimientos. En este caso se necesita una bicicleta muy ligera, seguramente con un cuadro poco pesado, pero solo funciona en estos ámbitos. Las bicicletas de carrera suelen ser menos resistentes pues lo que se busca es que sean muy ligaras para que el ciclista pueda alcanzar altas velocidades.

Idealmente, si queremos una bicicleta que nos dure mucho tiempo, y la queremos usar en el día a día, no es más que  escojamos algo intermedio entre una bicicleta de competencia y una de montaña.

En el mercado existen muchas opciones que se compaginan a la perfección con estos requerimientos, aunque no debemos olvidar que el precio y la marca de la misma juegan un papel importante. Yo diría que no te vayas por la bicicleta más barata, y que procures que sea una bicicleta de calidad.